Volver a la portada de la web Français English
Foto
 
Motivo
Turismo
  • Localización
  • Oficina de turismo
  • Servicios
  • Ruta Raíces de Castilla
Entorno
  • Parque Natural Obarenes
  • Rutas de senderismo
  • Las Caderechas
Patrimonio
  • Monasterio de San Salvador
  • Casco Histórico
Agenda
  • Actualidad
  • Enlaces
Ayuntamiento virtual
Casco Histórico
Iglesia y torre de San Juan Judería Fachada del Monasterio Arquitectura popular

Iglesia y Torre de San JuanIr a la cabecera de la página

Torre e iglesia de San Juan

  Si bien la iglesia abacial de San Salvador es el principal reclamo monumental con el que cuenta la Villa, no es éste el único.
En la plaza del Ayuntamiento se localiza la Iglesia de San Juan Bautista, levantada entre los siglos XII al XVI. Su interior destaca por el excelente estado de conservación con importantes restos románicos, un calvario gótico del XIII, su portada gótica y un retablo barroco sin dorar.

 Junto a esta iglesia se alza la torre de San Juan, de titularidad municipal y restaurada por el Exc. Ayuntamiento. En ella se ha dispuesto el Museo de la Resina, que acoge en tres salas una muestra de paneles y piezas originales a través de las cuales se intenta acercar al visitante las características del desaparecido oficio de resinero y la utilidad industrial de este producto. En la última planta se dispone un mirador desde el que se observa una panorámica de toda la Villa. Aparte del contenido la propia torre destaca por la restauración realizada, ya que en todo momento se han respetado los elementos originarios y propios de la construcción. Horario de visitas.

JuderíaIr a la cabecera de la página

Calle Barruso

         

En la actual calle Barruso, empinada y estrecha vía que permite el acceso a la localidad por su parte este, se localiza la antigua judería medieval. Las primeras noticias que atestiguan la presencia de este grupo social en la localidad arranca del año 1102, aunque las más abundantes se centran a fines del XVI e inicios del XVII. La documentación de la época nos muestra las actividades desempeñadas por la población judía: prestamistas, inversiones en propiedades inmuebles, arriendo y reventa de viviendas, comercio de tejidos, etc.

Las relaciones entre esta comunidad y el monasterio benedictino fueron claramente tolerantes, habida cuenta del interés y beneficio mutuo. El monasterio conseguía de los judíos una fuente segura de ingresos, con unos gravámenes especiales sobre sus propiedades inmuebles. Los judíos por su parte es posible que se encargaran de cobrar las rentas y comercializar ciertos bienes del monasterio, como las salinas.

En la citada calle Barruso se sitúa hoy la posible sinagoga, en un edificio con un saledizo muy próximo a la plaza del Ayuntamiento. Son varias las casas que conservan vestigios de este pasado en sus fachadas, por medio de varios arcos apuntados en sus puertas de ingreso.

Fachada del MonasterioIr a la cabecera de la página

Portada del Monasterio de San Salvador

         

Se trata de la fachada del antiguo monasterio benedictino de San Salvador fundado en el año 1011 por el Conde de Castilla don Sancho García, y cuyo vestigio más importante se conserva hoy en la Iglesia de San Salvador.

Es este fachada una obra del siglo XVII en cuyas hornacinas se encuentran las estatuas de los condes y reyes custodiados en los panteones de la iglesia monacal: don Sancho García y García Sánchez, y los reyes Sancho II el Fuerte y Sancho el Mayor de Pamplona.

La torre o cubo de la izquierda llamada de Adán, sirvió hasta el año 1610 de cárcel de los monjes. Si algo impresiona de esta fachada ello es su porte y presencia, anticipo de la magnificencia de su iglesia y vestigio de su esplendoroso pasado.

Arquitectura popularIr a la cabecera de la página

Casa blasonada

         

Entre el patrimonio artístico con el que cuenta Oña no solo se encuentra el religioso sino también el civil. Son varias las casas blasonadas y recién restauradas por sus titulares que nos muestran este no menos interesante patrimonio artístico y cultural. Si el turista que se acerque hasta nuesta Villa desea ver ejemplos típicos de arquitectura popular, estos son algunos de los ejemplos.

En la calle del Pan nº 12 localizamos un escudo de armas al que sirve de apoyo una cruz de Calatrava. Timbra este escudo un yelmo de altos penachos y abundante lambrequín, al que delimitan cuatro mascarillas, en la punta dos amores, uno a cada lado. En su campo aparece un león rampante y una estrella de ocho puntas en el cantón diestro del jefe. En la bordura ocho cartelas. Se trata del escudo de armas de la familia Alonso de Prado.

En la actual casa parroquial, calle del Agua nº 2, encontramos un escudo en cuyo campo hay sobre una peña, un trozo de muro almenado y sobre éste un castillo donjonado y mazonado, con una flor de lis a cada uno de sus costados. En la bordura diez cabezas de moros con turbantes. Se atribuye a la familia de la Peña y datable como el anterior en el siglo XVIII.

Enfrente y en el número tres de la misma calle, hay un blasón idéntico al existente encima del pórtico de la Iglesia de San Juan. Timbrado por un sombrero del que penden dos cordones con diez borlas cada uno. Divide su campo una banda engolada en boca de dragones. En el cantón siniestro del jefe, se acomodan cuatro estrellas de ocho puntas, y en el diestro de la punta, otras tres iguales en posición de banda. Corresponde el escudo al obispo don Pedro González Manso fallecido entorno a 1535, y cuya sepultura se conserva en el claustro gótico de la Iglesia de San Salvador.

En esta misma calle del Agua y convertido hoy en Centro de Salud se conserva la fachada del Hospital de Santa Catalina, centro de beneficencia fundado en el siglo XV para acoger a cuantos pobres y necesitados recalaran en la Villa necesitados de asistencia sanitaria.

Arco de la Estrella y antigua muralla

         

Los usos, costumbres y adelantos actuales han provocado que algunas de las construcciones y edificaciones de antaño hayan quedado hoy en desuso, este es el caso de lavaderos y abrevaderos. Existen dos ejemplos de éstos en Oña y que el Exc. Ayuntamiento ha rehabilitado y restaurado en 1998, ello con el fin de preservar y transmitir a generaciones futuras. El primero con un marcado uso higienico y doméstico, se convertía en centro improvisado de reunión para todas aquellas amas de casa que iban a "hacer la colada". El segundo de uso ganadero para las caballerizas y demás bestias de la localidad.

Junto a la Oficina Mun. de Turismo se encuentra el arco de la Estrella, única entrada de la muralla medieval que hoy en día queda en pie.

© Ayuntamiento de Oña - Agradecimientos